lunes, 15 de julio de 2013

LA NASA UTILIZA EL PROCESO LC PARA LA FABRICACIÓN DE UN PROPULSOR PARA COHETES

Una de las Instituciones/Empresas que más importancia les está dando al campo de la impresión 3D es, sin duda, la agencia espacial estadounidense (NASA).
La Nasa junto a Aerojet Rocketdyne han desarollado un sistema de fabricación de un inyector para cohetes mediante técnicas de impresión tridimensional. Gracias a la implementación de este nuevo equipamiento, que permite calidades del rango de micras en múltiples materiales (ABS, resinas fotopoliméricas, metales, gomas, etc.), ha permitido reducir a una tercera parte tanto los costes como los tiempos de fabricación.

Transbordador, Impresión 3D, Aquateknica,
Ares I-X nuevo transbordador espacial de la NASA. Imagen de http://science.portalhispanos.com

Entre los múltiples procesos de impresión 3D, se ha escogido el TECNOLOGÍA LASER CUSING (LC) que utiliza pulsos láser de alta potencia para fundir y soldar polvos metálicos con la forma tridimensional prevista. Consiste en fundir polvo metálico en atmósfera inerte directamente por la acción de un láser. Es una técnica de construcción de piezas de aporte de material y por lo tanto no existe limitación geométrica por colisión de la herramienta, como ocurre en el proceso de mecanizado convencional. Una plataforma elevadora dosifica una fina capa de polvo metálico sobre la superficie de construcción. El láser funde el polvo metálico capa a capa hasta conseguir una densidad del 100%.

Un inyector de motor de cohete espacial es una de las piezas más delicadas. Se encarga de introducir oxígeno líquido e hidrógeno gaseoso en las cámaras de combustión, por lo que es fundamental que sea muy preciso y a prueba de fallos mecánicos. «Los componentes de los motores para cohetes son piezas muy complejas, y su fabricación requiere mucho tiempo y mucho trabajo», explicó Tyler Hickman, de la NASA. «Y un inyector es una de las piezas más caras de un motor». Según la agencia, la impresión tridimensional permitió reducir los plazos de manufactura de 12 meses a cuatro, y el coste total en un 70 por ciento.
«La NASA reconoce que en la Tierra, y también potencialmente en el espacio, la manufactura aditiva (impresión 3D) puede ofrecer oportunidades revolucionarias para próximas misiones, al reducir los tiempos y costes de producción a la hora de imprimir herramientas, piezas de motor o incluso naves espaciales enteras», aseguró Michael Gazarik, de la agencia, en un comunicado. «La fabricación tridimensional ofrece la capacidad de optimizar la forma, utilidad y logística de los materiales que permitirán nuestras próximas misiones espaciales».
Impresión de Comida por la Nasa. Imagen de  http://spanish.peopledaily.com.cn


Recopilemos los últimos proyectos de la NASA: Desde impresoras 3D para comida, la impresión de paredes y edificios en la luna hasta inyectores de cohetes. Sin duda la impresión 3D es el camino de desarrollo por el que ha optado esta agencia espacial.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada

Nota: solo los miembros de este blog pueden publicar comentarios.